“El Señor al que pertenece el santuario de Delfos, no habla ni tampoco calla, sino que se da a entender mediante signos”. – Heráclito.

Los mitos son relatos de hechos históricos que se desarrollan entre la esfera divina y la humana y que por ello solo se pueden expresar en un lenguaje poético y simbólico, y como testimonio que son de una tradición Sagrada se remontan a tiempos supra históricos.  Son una forma especial de pensamiento que permite al hombre interactuar con su espacio natural y de esta manera también reconocerse como parte de el. El mito es y ha sido siempre la defensa espontánea del espíritu humano ante un mundo que no sabemos reconocer y en donde nos es difícil ubicarnos.

Al principio solo existía la Oscuridad, y de ella surgió el Caos, Fuente creadora, a su vez de la unión del Caos con la oscuridad nacieron Nix (la Noche) , Hemera (el día)Erebo (las tinieblas, que posteriormente formaran el Tártaro), Eros, (principio abstracto del Deseo, y del Amor, motor Universal quien provoca las uniones del principio cósmico), y la madre Tierra Gea, la de los anchos pechos, la cual estando durmiendo, y de su propio ser, «sin dulce unión de amor», engendro y dio a luz a su hijo Urano, el cielo, el cual se lleno de estrellas,  del sol , la luna y los cinco planetas.

La madre Tierra contemplando a su hijo desde las altas montañas, derramo lágrimas sobre las llanuras poblándolas de hierba, árboles y flores, esta misma lluvia creo las corrientes, los ríos y los mares, y pobló a las aguas de peces, la tierra de animales y los cielos de aves.

Gea, Gaia, la madre Tierra, yació con su hijo Urano y engendro a los Gigantes de cien manos, los Hecatonquiros, Coto, Briareo, y Gies,  a los 3 Cíclopes, genios de las tempestades, Arges, (el fulgor del relámpago), Asteropes (las nubes de la tempestad), y Brontes (el estruendo del Trueno). Así mismo engendro y dio a luz a las Titanides, modelos de belleza, Febe, Mnemosine, Rea, Temis, Tetis, y Temis y a los Titanes, Dioses preolímpicos (Océano, Dios de las aguas. Ceo, de la inteligencia. Crio, de los rebaños y manadas. Hiperion Dios del fuego, Japeto ancestro de la raza humana, y Cronos el mas joven y terrible que seria rey de los dioses).

URANO, se avergonzó de los Hecatonquiros, y cíclopes y decidió enterrarlos en el tártaro, un lugar tenebroso en el mundo subterráneo que esta tan lejos de la tierra como esta lo esta del cielo, algunos cuentan que un yunque que cayera en él,  tardaría nueve días en tocar fondo.

Gea amaba a todos su hijos y este destierro la provocaba grandes dolores (el tártaro era su vientre) a la vez quería romper esa influencia autoritaria del Cielo sobre la Tierra, e incito a los titanes a que se rebelaran contra su padre, pero solo Cronos, el más joven estuvo dispuesto a ello, Gea en sus entrañas formo una mina de  adamantio con la que construyo una hoz de pedernal gris y se la dio a su hijo para que este matara a su padre. Un día en el que Urano yacía con Nix (Diosa primordial de la noche) este ataco a su padre pero fallando el golpe solo pudo castrarlo, Cronos sujetando los testículos con la mano izquierda ( que desde entonces se considera la mano del mal agüero) tiró los genitales hacia atrás provocando la superstición de que “si no lo veo, es como si no lo hubiera hecho”, pero da la casualidad de que caen en el mar surgiendo una espuma de la cual nació Afrodita Urania a la vez que lanzando la hoz surgió la isla de Corfú, y justo antes unas gotas de sangre cayeron en la tierra surgiendo las Erinias,( personificaciones femeninas de la venganza que persiguen los delitos de sangre) los Gigantes y las Melias (que representan ambos la lucha y la violencia en el origen del mundo).

CRONOS, Saturno, junto con sus hermanos los Titanes encerraron a Urano en el tártaro, junto a los Cíclopes y los Gigantes de cien manos a los cuales Cronos temía. La monstruosa carcelera Campe era quien les custodiaba. De esta forma esa capacidad fertilizante, impositiva del Cielo (masculino)  con respecto a la Tierra (femenino) se pierde y el Cielo no volvió a acudir a cubrir la Tierra por la noche, sino que ocupó su lugar.

Cronos se casó con su hermana Rea (Cibeles), a la que esta consagrado el Roble, y subieron al trono como Reyes de los Dioses. Esta época es la denominada Edad Dorada, pues la gente de entonces no necesitaba ni leyes ni reglas: todos hacían lo correcto, por lo que no eran necesarias. Cronos se quedó solo para reinar en el mundo que apenas se formaba. De la  unión con su hermana la Titánida Rea, Cronos tuvo tres hijas: Hestia, Deméter y Hera, y tres hijos: Hades, Poseidón y, finalmente Zeus. Alrededor de él se formaron nuevas generaciones. Noche engendró a la Suerte, a Kere (el Destino) y a Thánatos (el Fallecimiento); también engendró el Sueño y toda la raza de los Ensueños, así como a Momo, el dios del sarcasmo, y al Dolor, y a Némesis, que es la venganza de los dioses y castiga en los hombres todo acto, Apaté (Engaño), Filotes (Ternura), Geras (Vejez), Eris (Discordia), que a su vez engendró otras calamidades: Olvido, Hambre, Los Dolores, los Combates, los Crímenes, las Querellas, los Discursos embusteros, Anarquía, Desastre, y Juramento (Horco). De esta manera el mundo se preparaba para recibir a los Hombres disponiéndoles mil causas de sufrimientos.

Gea y el moribundo Urano, poseedores del conocimiento del porvenir, le habían anunciado que estaba destinado a ser derrocado por uno de sus hijos, como el había derrocado a su propio padre. Para prevenirse contra esa amenaza, Cronos devoraba los hijos que le daba Rea.  Los primeros cinco, se los comió. (Imagen de Cronos el tiempo, la eternidad consumiendo todas sus criaturas). Pero cuando estuvo a punto de nacer el pequeño Zeus, Rea pidió a sus padres Gea y Urano que urdieran un plan para engañar a Cronos y salvar a ese niño. Aguantando los dolores del parto encontró un asilo en una caverna de Creta, donde dio a luz, luego tomó una piedra y la envolvió en pañales, llevándosela a Cronos y diciéndole que era su hijo, sin enterarse de la verdad, Cronos tomó la piedra y se la comió. Zeus se había salvado al mismo tiempo que Cronos estaba condenado. Cronos fue venerado como el Dios del trigo, de la agricultura, y se le representa con una hoz.

Zeus, Júpiter fue el más grande y poderoso de los Dioses del Olimpo, su símbolo es el rayo, creció en el centro de Creta confiado a la custodia de dos nodrizas, la ninfa del Fresno Adamantea la cual colgó su cuna de un árbol para que Cronos gobernador del Cielo la Tierra y el Mar  no pudiera verlo, y la ninfa-cabra Amaltea la cual le otorgaría el cuerno de la abundancia, mientras los Curetas, jóvenes guerreros armados de lanza y escudo, danzaban sin descanso una danza guerrera en torno a la gruta donde reposaba el niño haciendo el mayor ruido posible, entrechocando las armas y lanzando gritos de guerra, todo ello con el fin de cubrir el llanto de Zeus, impidiendo que Cronos lo descubriera y se apresurase a devorarlo. se alimentaba con miel y  con leche.

Zeus alcanzó la edad viril entre los pastores de Ida y entonces su madre Rea le conmino a deshacerse de su padre y de esta forma salvar a sus hermanos. Junto con Metis preparan un emético y Rea le nombra copero de Cronos. Una noche Zeus le da a su padre el emético mezclado con una bebida enmelada y este vomita a sus hermanos en orden inverso a como se los había tragado. Posteriormente Zeus se reparte el Mundo con sus hermanos, el se queda con el cielo y la Tierra como rey del Olimpo mandando a Hades al mundo de las sombras y a Poseidón a los mares, en señal de gratitud  sus hermanos le dieron  el Trueno , el rayo, y el relámpago.

Júpiter es un gobernante cuya justicia es dudosa, exige códigos morales y pautas de conducta pero que el vulnera repetidamente, así el se casa con su hermana Hera, tras la ceremonia vino una luna de miel que duro 300 años. Conciben a Ares y Hefesto pero a la vez yació con otras deidades y numerosas Ninfas descendientes de Titanes o de Dioses, y después de la creación del Hombre, también yació con mujeres mortales.

Nada menos que 4 deidades olímpicas fueron engendradas por él fuera del matrimonio, primero engendro a Hermes con Maya hija  de Atlante, después a Apolo y Artemisa con Leto hija de los Titanes Ceo y Febe, a Dionisio con Deméter, su hermana, a Afrodita con Dione, y a Atenea con Métis.

Hera sistemáticamente trataba de castigar a las amantes e hijos de Zeus, durante un tiempo una ninfa llamada Eco tuvo el trabajo de distraer  a Hera de los asuntos de Zeus hablándola incesantemente. Cuando Hera descubrió la artimaña, maldijo a Eco a pronunciar solamente las palabras de los demás, de ahí nuestra palabra eco.

ARES, MARTE, ATENEA. Es la encarnación de la agresividad, una de las fuerzas mas potentes que han actuado a lo largo de la historia de la humanidad, es el “hombre de acción” del Olimpo. Dios de la guerra, la lucha, el dominio y las tensiones, el amante incansable y turbulento que prospera en el conflicto y se regocija en la batalla. En Ares vemos nuestra agresividad bruta y sangrienta antes de que la civilización lo atemperara o reprimiera. Hijo de Zeus con Hera, para algunos nacido partenogenéticamente de Hera, y rechazado por su padre, se le representa como un hombre vigoroso y viril, a menudo con barba, con espada, casco y escudo, y rara vez con armadura completa subido en un carro tirado por dos feroces perros, Fobos y Deimos, (el horror y el terror). Fue el menos respetado y venerado de los Dioses Olímpicos por su irracionalidad y frenesí por la guerra. Solo Afrodita que siente una perversa atracción hacia el  y Hades, satisfecho de recibir en su reino a las muchas victimas que Ares le envía, sienten una singular estima. Ares no necesita de una justificación para descargar su cólera, y disfruta con la sangre.

ARTEMISA,  Diana, Artume, Isis, Selene, nació en la isla de Ortigia donde su madre Leto se había refugiado de la celosa Hera, nada mas nacer ayudó a su madre a dar a luz a su hermano gemelo Apolo entre un olivo y una palmera en el lado septentrional del monte Cinto. La diosa Artemisa era una de las tres diosas vírgenes del Olimpo, reina de los bosques y de la caza, También se considera a Artemisa la luna, contrastando con su  hermano gemelo Apolo, el dios del Sol.

Artemisa va armada con un arco de plata que representa a la media luna, tiene el poder como su hermano de enviar la muerte a los mortales, así como curarlos, es la protectora de los niños pequeños y de todos los animales en periodo de lactancia, pero también adora la caza, sobre todo de venados. Cuando solo tenia 3 años estando sentada en las rodillas de su padre, este le pregunto que regalo deseaba, ella sin dudar le contesto “te ruego me concedas la eterna virginidad”.

HERMES, MERCURIO, nació en el monte Cilene, y nada mas nacer, su madre Maya, la ultima de las Pléyades e hija de Atlas uno de los doce Dioses del Olimpo le envolvió en pañales y le deposito en un bieldo, pero el creció con tan asombrosa rapidez que cuando ella volvió la espalda el muchacho se esfumo en busca de aventuras.

Saltando de la cuna, Hermes se encuentra una tortuga la mata y con su caparazón fabrica una lira, marcha a Tesalia donde su hermano Apolo pastoreaba los rebaños de Admeto, Argos, el gigante de los cien ojos, guardaba el rebaño y para no ser visto, Hermes le canta unas canciones infantiles de tal sutileza que los cien ojos de Argos se cierran de sueño. (Para conmemorar a su fiel guardián, Apolo hizo que los cien ojos de Argos fuesen preservados para siempre en las colas de los pavos reales),  para confundir a su dueño, se lleva el ganado haciendo que cada vaca pise sobre las huellas de la anterior, para que parezca una sola vaca. (Dios de la inteligencia y de los ladrones).

Argos despierta y ve que le han robado el ganado, llama inmediatamente a Apolo y le cuenta lo ocurrido, este que estaba plácidamente observando la naturaleza desde lo alto de la montaña, no entiende bien lo del robo y las huellas, se desequilibra tanto que no es capaz de encontrar solución, y decide ir en busca de Zeus para que aclare la situación. Habiendo descubierto al ladrón al observar el sospechoso comportamiento de un ave de largas alas, se presentan en la cueva, despiertan a Maya y la dicen que Hermes tiene que devolver las vacas robadas, esta señala al niño en la cuna fingiendo dormir y todavía envuelto en pañales, y dice “que acusación tan absurda”. Zeus  descubre los restos de una vaca cortada en pedazos y las pieles del resto, Hermes reconoce que ha robado, pero que solo ha sido una vaca y que la ha cortado en doce pedazos para ofrecérselo en ofrenda a los doce Dioses Olímpicos, Apolo pregunta y quien es el doceavo Dios, a lo cual Hermes responde que él. Zeus ante el desparpajo de su hijo le nombra su heraldo.  Sin embargo, Apolo había visto la lira en la gruta del Cileno, y oído los sonidos que Hermes obtenía de ella. Seducido, cambió su ganado por el instrumento.

Se le representa calzado con sandalias aladas, un casco de ala ancha y un caduceo en las manos, símbolo de sus funciones como heraldo de los Dioses.

AFRODITA, VENUS.

Existen dos versiones del nacimiento de Afrodita, una anterior a Zeus, y que ocurre en el momento que Cronos (dios del tiempo) corta los genitales de su padre Urano y los lanza al mar y de la espuma producida surge Afrodita celestial o Urania,  y que simboliza el amor que ama con el alma, sin importarle el aspecto físico del ser amado. Una vez que salió del mar, Afrodita fue llevada por los vientos Céfiros, primero a Citera y luego a Chipre, donde las Horas la vistieron y la guiaron a la morada de los Inmortales.

Esta es capaz de disfrutar espiritualmente de toda manifestación estética en el arte y en el pensamiento.

Y la segunda, nacida de la unión de Zeus y Dione, llamada la Afrodita Pandemo, o Afrodita vulgar, más terrenal y del pueblo, esta ama el cuerpo, caracterizándose por la inconstancia pues cuando el cuerpo pierde frescura y atractivo, es abandonado junto con las promesas y las palabras a el dedicadas. Esta ligada a la materia, considerada como la sensualidad que se centra en el gozo que nos ofrecen los sentidos, sin indagar más allá de su inmediata tangibilidad física.

Debido a su inmensa belleza, Zeus tenía miedo de que Afrodita fuera la causa de violencia entre los otros dioses. Por ello la casó con Hefesto, el severo, contrahecho, malhumorado, pero bonachón Dios de la herrería. Hefesto estaba contentísimo de haberse casado con la diosa de la belleza y forjó para ella hermosa joyería, incluyendo un cinturón que la hacía incluso más irresistible para los hombres. La infelicidad de Afrodita con su matrimonio hizo que buscase la compañía de otros, normalmente Ares (con quien engendró a Eros y Anteros), pero también con Dioniso, Hermes y Poseidón. Y no sólo se contentaba con el amor de los dioses: también sucumbieron a ella muchos mortales humanos. De su unión con el troyano Aniquiles nació Eneas, y amó apasionadamente a Adonis.

Del fruto de la unión de Venus y Marte nacerá Eros, una de las figuras más interesantes dentro de la mitología, nacido de la unión de la voluntad impositiva y la receptividad gozosa, el  Cupido de los Romanos, cargado de un arco y pequeñas flechas destinadas a atravesar los corazones de hombres y Dioses. Afrodita viendo que Eros no crecía, lo comentó con Temis la cual le sugirió que le diera un hermano, y a si fue como Afrodita tuvo a Anteros (el amor recíproco) y efectivamente Eros comenzó a crecer, el mito nos explica que para que el amor crezca este, tiene que ser correspondido.

Este Eros no debemos confundirlo con el Eros Órfico, nacido de la unión de la oscuridad y el Caos, y relacionado con el mito del androginato. “Los hombres en un principio eran seres completamente redondos, con dos caras, cuatro brazos, cuatro piernas y dos órganos sexuales”. Eran tres los géneros, uno masculino descendiente del sol, otro femenino descendiente de la tierra y otro andrógino descendiente de la luna y que participaba de ambos. Zeus viendo lo poderosos y arrogantes que eran pero no queriendo acabar con ellos(los seres humanos) decidió córtalos en dos a cada uno de ellos. Al quedar divididos cada mitad añoraba tanto a la mitad perdida que se enlazaban hasta morir de hambre, Zeus se compadeció y cambio de sitio sus órganos sexuales, de modo que a través de ellos se pudieran acoplar  mediante el acto del Amor y con ello dar lugar a las generaciones de hombres. “El amor seria una sensación, cuya incomodidad consiste en el temor de perder a quien nos complementa, y en ello reside su fuerza”.

Se la considera la diosa del amor, el sexo y la belleza, fecunda los hogares, y representa la pasión desencadenada que destruye las uniones legítimas e incita a toda clase de vicios, se la representa mirándose en un espejo, contemplándose a si misma gozosamente, armónica, pasiva y receptiva.

APOLO, HELIOS. Es el Dios griego mas venerado después de Zeus, su poder se extendía a todas las esferas de la naturaleza y de la vida humana, y aunque podía ejercer influencias nefastas, era por principio un Dios protector que generaba el entusiasmo sereno y equilibrado. Aprende la medicina y se le considera el Dios de la sabiduría y de la Luz ligada al sol. Se le representa caminando dando grandes pasos como un bello joven imberbe con gran fuerza viril y largo cabello dorado, con un cetro y con un libro abierto en la mano. Fuente de vida, expansión, y equilibrio.

Hijo de Zeus y Leto fue sietemesino y gemelo de Afrodita, la cual nació antes que el para ayudar a su madre en el parto, nació el séptimo día del mes y Temis le alimento con néctar y Ambrosia, y cuando amaneció al cuarto día pidió un arco y unas flechas, que Hefesto no tardo en proporcionarle.

Cuando su hijo Asclepios el medico cometió la temeridad de resucitar a un muerto  “robando” así un súbdito a Hades y violando el orden natural, este elevo una queja al Olimpo y Zeus le mato con una descarga de su rayo, Apolo se vengo matando a los Cíclopes (armeros de Zeus) y este le desterró al Tártaro. Leto imploro su perdón comprometiéndose a hacerle enmendar su conducta. Tras el perdón predico la moderación y el equilibrio, las sentencias “conócete a ti mismo” y “nada con exceso” estaban siempre en sus labios. Pan el viejo y desacreditado Dios arcadio le proporciono el don de profetizar, y convertido en delfín se apodero del oráculo de Delfos. Tenia dominio sobre las plagas, la curación, la luz, la medicina, la razón, Apolo purificaba a aquellas personas culpables de asesinato u otros pecados graves.

Representa la armonía, el orden y la razón, en contraposición a su hermano Dionisio.